VELA AROMÁTICA KOCHO

Nuevo producto

Vela aromática KOCHO (insecto en japonés), inspirada en Mitsuri, personaje de Kimetsu No Yaiba elaborada con cera de soja en lata metálica negra o blanca de 235ml en tamaño mediano (180gr.) y 120ml (90 gr.) en tamaño pequeño. Hecha de manera artesanal con cera vegetal de soja 100% pura, vertida a mano, y con mecha de madera, lo que permite una vela más ecológica.

Más info en la descripción.

Más detalles

14,88 €

Más

Las velas aromáticas de cera de soja de Nomara son 100% veganas y están diseñadas para ambientar y decorar cualquier espacio con productos naturales y no tóxicos, ya que la cera de soja es vegetal por lo que es natural y no contamina como por ejemplo la de parafina, que procede del petróleo. Además, las velas de soja tardan más tiempo en consumirse por lo que duran mucho más.

Esta cautivadora fragancia floral fusiona la delicadeza de las violetas con un toque fresco de limón y ylang ylang en la salida, seguido por un cálido corazón floral que revela matices de violeta, muguet, iris y rosa. La experiencia olfativa se completa con una estela almizclada y suave, arropando la fragancia con notas polvorientas y cálidas de ámbar y jazmín. Además, se entrelazan sutiles toques afrutados de frambuesa, creando una experiencia única que evoca la frescura primaveral, la serenidad y la elegancia de un jardín en flor.


Las notas aromáticas que forman parte de esta vela son:

Notas Altas:
• Limón, Ylang Ylang, Bergamota, Frambuesa y Geranio.

Notas Medias:
• Violeta, Muguet, Iris, Rosa y Ciruela.

Notas Bajas:
• Almizcle, Ámbar, Jazmín, Melocotón y Fresa.

La vela mediana contiene aproximadamente 180 gramos de cera lo que se resume a unas 35 horas de aroma en tu hogar, y la pequeña es de unos 90 gramos que son unas 15-20 horas. Para aprovecharla al máximo, recomendamos dejar quemar todo el diámetro de la vela en su primer encendido para evitar el llamado efecto túnel. Ya que si la apagas antes se irá quemando únicamente el centro de la vela y desaprovecharás la cera de alrededor.

Una vez terminada la vela, el recipiente es 100% reutilizable para seguir decorando tu hogar. Llena el cuenco de agua hirviendo y déjalo enfriar. Una vez frío veras que en la superficie hay una capa de cera sólida que será fácil retirar. Límpialo de la forma habitual y ¡listo para darle una segunda vida!